lunes, noviembre 14, 2005

Malva Marina


No crean que sea egocentrismo dedicar tantas líneas a mi historia. Solo es una pequeña reseña de mi vida. De mis cuentos.


Este domingo en la mañana desperté temprano. Me sentía extraño, con la sensación de ser otra persona. Sabia que no era el mismo que se había acostado unas horas antes.

Sentía la imperiosa necesidad de reconciliarme conmigo mismo, de entenderme y de alguna manera obtener respuestas.

No hallé nada mejor que ir a la playa. Allí podía anhelar a la tranquilidad que tanto me hacia falta.

Sentado en la arena, sintiendo al mar como ruge en su batallar de olas. Necesitaba saber porque había llegado tan lejos haciendo tantas cosas extrañas, saber que estoy a solo un año de terminar mi carrera de ingeniería civil industrial. Siendo que la ingeniería es algo que nunca me ha gustado. Necesitaba saber porque estaba sentado un domingo en la madrugada solo y en una playa desolada, lejos de mi casa. Pensé que entre ola y ola vendrían las respuestas. La horizontalidad del mar me hizo acordarme de Malva, cuando hablo de Malva Marina no puedo dejar de pensar en la poesía, era como un viaje retrospectivo hacia unos años.

Recuerdo muy bien el día que descubrí la metáfora, estaba embelesado, si era como haber descubierto una barita mágica. Con ella construí un telescopio para observar la vida, en una simple hoja de papel podía navegar sobre océanos lingüísticos y construir sueños. La metáfora me dio la libertad. Con ella no tenia prohibiciones, derrochaba un arsenal de tinta sobre unas simples hojas blancas.

Descubrí que la metáfora tiene la particularidad de transformar palabras en poesía, solo basta saber moldearlas. Estudie poetas, me introduje en el mundo de las artes literarias. Descubrí a Pablo Neruda, Gustavo Adolfo Bécquer, Vicente Huidobro, Reinaldo Arenas y muchos otros. Un día mi padre me trajo de regalo unos libros de poesía. Recién estaba asomándome por los 12 años de edad. Para mi gran sorpresa eran de tres poetas antofagastinos, estaba asombrado, ahora sabia que acá en esta misma ciudad compartía con verdaderos poetas. De Irene Galiachi aprendí la nobleza de la pluma, la sutileza en su trazo poético, Héctor Cordero me enseño el don de la lingüística, el uso simple de las palabras y Andrés Sabella, el me abrió la visión, con cada poema que repasaba de sus textos descubría que la poesía estaba en los objetos mas simples, que los versos nos rodean, son volátiles.

A los 12 años comencé a escribir. Me hice poeta aficionado y clandestino con un cuaderno verde. Escribía versos en las paredes de los baños del colegio. Al paso del tiempo sigo en lo mismo, bueno ahora ya no lo hago en ese cuaderno de cubierta verde y hojas amarillentas, ahora escribo uno que otro verso en mi computador personal, pero sigo con las misma inquietud de los 12 años, las mismas ganas de recitar mis aficionados versos. Malva un día me comento. Algo que no me había percatado, dijo con su acento caribeño, “Señorito, usted escribe con hambre” esa frase me dejo petrificado, ella estaba en lo cierto y reconozco que muchas veces me “como” una que otra coma, me olvido de las reglas de puntuación y la conjugación de los verbos. Me sentía tan afligido y avergonzado por su veraz critica, que ella se percato y nuevamente me susurro al oído con su voz caribeña “No importa amor, para eso estoy yo su maestra de escuela”. Ese fue uno de tantos pactos que tenemos y desde ese día cada escrito pasa por sus manos. Ella con una pericia de maestra experta corrige cada párrafo, cada verso. Muchas veces su mano se torna inquisidora y me reduce a la mitad mis más extrañas oraciones.

La poesía no se presento al azar en mi vida, fue una alternativa, es mi cable a tierra, es la realidad que tengo ante tanta mentira.

La poesía la tome y en parte me adueñe de ella. Ya no era del poeta, la poesía cuando se escribe es de quien la necesita.

Malva Marina, apareció un día en mi vida, yo estaba sentado en la arena y la veo sobrevolando un mar sin olas.

Te descubrí navegando en la profundidad de tus ojos jacintos,
venias montada en un celaje de rocío
sonriendo las más bellas flores.

Te descubrí en el otoño de boques caducifolios.
Entre raulí y coihues.
Te descubrí con tus cabelleras de largas ramas secas,
mientras que de tu boca se lucen esplendorosos
como enredaderas dos obsequiosos copihues de mi tierra.

Te descubrí siendo viento, brincando de copa en copa.
Te descubrí enamorándome,
como se enamora el zorzal en primavera.

Cuando la vi acercarse me daba la impresión que su silueta era etérea. Nunca había visto una mujer con su gracia, esa elegancia y con dos ojos tan profundos. Sobrevolaba mi cabeza como un picaflor de la puna. Rauda y frágil con sus dos alitas de niña huérfana. Cuando de su boca salio su voz armoniosa de hojas secas y me dijo que se llama Malva Marina, yo solo repetí su nombre como si fuera el eco entre las olas. Repetí ¡Malva Marina!, en eso el mar se agita y como una orquesta retumbas las olas, Malva decían cuando golpeaban las rocas, Malva es su nombre. Yo estando en la arena mareado de ver las algas revueltas volando con las gaviotas.

Desde ese momento supe que me había enamorado, se el momento exacto en que enamore. Aunque muchos me digan que el enamorarse es un proceso. Yo te aseguro que desde el momento que oí su voz descubrí que era la mujer que iba a compartir mi vida. Aun sabiendo que ella iba a volver por el mismo mar que la trajo a esta tierra. Venia varando de costa en costa buscándome. Porque ya me había conocido en sus sueños.

Malva Marina se fue entre las olas. Volvió a su tierra. A su pedacito de caribe rodeado de mar. Allí me espera, allí me llora en silencio, me busca entre las sabanas cuando se siente sola en el alba.

Esta mañana calida de domingo sentado acá en esta playa mirando al mar, sabiendo que más allá del horizonte tengo a mi morena que me espera en casa.

Ya ha pasado tanto tiempo y aun así no he dejado de amarla. Duele tanto llevar una relación a la distancia. Es difícil. Hay que ser valiente y decidido, acostumbrarse a caminar solo por la playa, salir de noche y buscar su cara entre tanta gente extraña. Si me preguntan cuanto es lo que se puede soportar amando a la distancia. No tengo una respuesta. Solo se que este amor que siento es como un hijo. Desde hoy me siento como un padre soltero. Lo cuidare, estaré al pendiente de el, lo alimentare de sueños y le contare historias. Le diré que su madre es una sirena que llego sola hasta mi costa.

Aun sigo acá en esta playa mirando las olas. Me doy cuenta que estoy completamente solo con kilómetros de playas rocosas. Todo este mar es para mí. Así que me aproximo a la orilla y decido entrar al agua. Me baño sin ser todavía la temporada de playa. Me baño en el mar porque se que es probable que ella, ha esta hora de la madrugada me este llorando entre las sabanas.

Este mar es lo que nos separa. Por suerte es navegable.


Emigrare en marzo junto a una bandada de cometas,
cruzare el pacifico con mil aves migratorias.
Tu nombre lo gritan impacientes las gaviotas
y en las noches lo silban las enamoradas noctilucas.

Mi morena de ojos grandes,
boca de jazmín, labios de rosas.
Por ti cruzo el pacifico y corro sobre la cordillera.
Morena de chocolate, piel de canela.
Tu aroma lo trae el viento que me guía a mí
y a una constelación de aves migratorias.

Cruzare América hasta encontrar tu boca
recorreré tus calles,
te buscare entre carnavales y festivales,
entre batatas y mofongos.
Hasta encontrar la suave brisa que emana de tu boca.

Hoy desperté con ganas de tenerte, sin haberte visto,
de gritar en el silencio, de buscarte por las calles
para no sentirte tan lejana.
Cada vez que leo tus líneas
esas que están escritas con tu aroma,
descubro que en cada verso te pertenezco,
en cada verso que escribo te hago mía.

Mi morena de ojos grandes, piel de canela,
por ti navego el pacifico y cruzo hasta el atlántico.
Por ti florecen las rosas, los nardos y los tulipanes.
Por ti el cielo es azuloso, profundo y constelado.
Por ti el crepúsculo con su manto infinito cubre esta América.
Por ti el ser libre tiene sentido.
Por ti las noches en que estoy solo se convierten eternas.
Por ti emigro de mi tierra hasta descansar junto a tu boca.



20 comentarios:

Blogger flor ha dicho...

hermosa historia que me remite a unos puntos suspensivos también, pero me voy a quedar pensando en ella...
un saludo!!!

noviembre 15, 2005 4:56 p. m.  
Blogger Carlita ha dicho...

hola...
me gusto tu historia...

"Hoy desperté con ganas de tenerte, sin haberte visto" uff... nose estoy confundida...
otro día comento algo...
ahora no puedo...simplemente no puedo... un lio mi corazón hoy...
necesito pensar con la cabeza y no con el corazón!!!


gracias x el post
ke estes bien...

noviembre 15, 2005 7:43 p. m.  
Blogger Cecilia ha dicho...

Paulo: devuelvo la visita que hiciste a mi blog.

Me encantó tu blog!!!
Que belleza cómo escribis!!!!

Si me permitís me gustaría linkearte.Espero tu respuesta.

Saludos!!!

noviembre 15, 2005 10:12 p. m.  
Blogger Dannitas ha dicho...

hola!
me gusto mucho el post!
escribes muy lindo!

gracias por tu visita a mi blog!

Besos

noviembre 15, 2005 10:30 p. m.  
Blogger Turrexita ha dicho...

EScribes con el alma, en cada palabra tuya, cada frase, expresas mucho, me gusto mucho tu post.
Menos mal que Malva no pasa por tu blog, si no te reduce a la mitad tus contenidos, jejeje(bromita)
Gracias por la visita a mi blog, es bienvenido cuando guste..

noviembre 16, 2005 12:06 p. m.  
Blogger • Surprise me • ha dicho...

Hoolap! ^^!
Jamás se me pasaría por la mente que es egocentrismo.
Es importante dedicar un espacio para su vida,
así podemos concer mejor su personalidad,
como has llegado a escribir como logras enlazar y sasonar las palabras.
El sentido que le das a las cosas sencillas es emocionante.

Saludos!
y gracias por el tiempo que dedica a leerme _:D*

. S i L e n c e .

noviembre 16, 2005 12:32 p. m.  
Blogger naruto_chris ha dicho...

me gusto mucho como escribes, y muchas gracias por haberme posteado los poemas, quizás no son tan buenos, pero vienen del corazòn, y siendo así... todo poema, más que un conjunto de palabras que riman con o sin sentido... son la historia de nuestros sentimientos y alma...

felicitaciones por tu blog, hasta la proxima.

noviembre 16, 2005 12:34 p. m.  
Blogger inma ha dicho...

Qué linda historia..es sobrecogedora la imagen tuya en la playa..Me siento muy identificada con ella..el mar significa mucho para mí..nací a su vera, y lo echo profundamente de menos..
Volveré por aquí..Gracias por pasarte por mi rincón.
Besitos

noviembre 16, 2005 1:22 p. m.  
Blogger paula ha dicho...

muchas veces yo tb me he sentido asi..con la imperiosa necesidad de reconciliarme conmigo misma y el mundo entero, pero siempre encuentro a una "Malva Marina" q me rescata del naufragio...

gracias por visitar mi blog..y nos seguimos visitando..vale?

sonrisas por los dias q vendran...

noviembre 16, 2005 8:23 p. m.  
Blogger † LЄNORЄ † ha dicho...

el escribir sobre uno ,,, puede ser un acto liberador.......
:-)

dejar fluir las emcociones, sentimientos, miedos y sueños nos hace reconciliarnos con nosotros mismos.

saludos pa tí :D

noviembre 16, 2005 9:15 p. m.  
Blogger Nathalia ha dicho...

yo he buscado instacias liberadoras y respuestas algunas he tenido la gracia de obtenerlas ,otras se niegan a aparcer ,escribiste algo hermoso y para nada egocentrico, comunicas , traspasas sensaciones y sentimientos , muy linda tu historia
saludos y sigue escribiendo asi
chau

noviembre 17, 2005 6:14 p. m.  
Blogger con las antenitas prendidas ha dicho...

qué lindo post...me gustó mucho
gracias por tu visita en mi blog
te sigo leyendo

noviembre 17, 2005 9:38 p. m.  
Blogger Ninna. ha dicho...

¿quien eres?

...
me gustaria , creer que
eres alguien pero la inet es menos


grax por el post.
Eso lo escribí.. con rabia
y dolor

:p

adieu

noviembre 17, 2005 10:27 p. m.  
Blogger Verónica Reyes Serra ha dicho...

Vaya! primera vez por aquí y me encuentro con una excelente pluma.

Y no te preocupes por nada de agocentrismo ni mucho menos: es tu blog y puedes
plantear en el lo que gustes, siempre será un agrado leerte.

Abrazos por mil!

noviembre 18, 2005 3:25 a. m.  
Blogger barbicoa ha dicho...

"Es tan corto el amor y tan largo el olvido"... P.N.

Que emocion siento por la inspiradora de tus versos...

noviembre 18, 2005 11:12 a. m.  
Blogger SERGINHO® ha dicho...

su blog toma cuerpo estimado..
como le fue con lo de los link?

nos vemos el viernes¡

noviembre 18, 2005 1:17 p. m.  
Blogger : : SEGMENTO ha dicho...

como desearía estar en estos minutos de noche, frente al mar...
Todo mejora de esa manera.
Buen blog.
Saludos.

noviembre 18, 2005 10:12 p. m.  
Blogger Pancha ha dicho...

Que lindo Paulo... la profundidad del amor solo la saben los que la hemos vivido... y llega en un segundo, tymbién supe en un segundo, que me había enamorado... un abrazo y gracias por tu comentario... cuento con tu voto también?

noviembre 19, 2005 3:54 a. m.  
Blogger kityta ha dicho...

ke lindo escribes, te lo vuelvo a reiterar:)
gracias por postearme, y disculpa si est vez no puedo hacerme el tiempo para postearte mas largo, pero es ke esoy apuradísima, asi ke después me explayo más..
besos

PD: mi nick es KITYTA, no katyta;)

noviembre 19, 2005 5:35 p. m.  
Blogger DINOBAT ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

noviembre 22, 2005 4:30 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal